LIGA EUROPA FM 2013-2014

12ª Jornada

09/03/2014

 

Un día primaveral, tirando a veraniego, se despertó el pasado sábado para ver la disputa de la décimo-segunda jornada de la liga Europa FM 2013-2014. Una jornada que debió haberse jugado la semana anterior, no pudiendo ser así debido a unas inclemencias meteorológicas que están castigando especialmente nuestra liga en esta temporada.

Pero a pesar de lo estupendo del tiempo no fue de las jornadas con más afluencia de jugadores, aunque hubo el quórum suficiente como para empezar el primer partido a las 9:30 y acabar el último casi a las 15:00. Ocho partidos plenos de juego, aunque el resultado de alguno pudiera dar a entender lo contrario.

Y como protagonistas, a parte de ese sol al que tanto echábamos de menos, dos jugadores: Paco y Manolo. El primero porque consiguió pleno de victorias, afianzando su liderato en la tabla y abriendo una brecha con sus perseguidores que cada vez va a ser más difícil de remontar. Dio un golpe de mano y dejó claro, por si alguno lo dudaba, que es el rival a batir. Sin grandes alharacas, sin sonoros estruendos. Seriedad, regularidad y eficacia. Tomándose cada partido como una final. Alternando el mono de trabajo con el lujoso chaqué, dependiendo de la situación. Leyendo cada choque con maestría, y aprovechando las ausencias de los que quizá pudieran hacerle sombra, como en el caso de esta jornada, la falta de Roberto, que a tenor de lo visto, es de los pocos, por no decir el único, que le puede disputar el campeonato.

Y protagonista también fue Manolo que volvió a la pista después de más de un mes sin aparecer. Se le vio con ganas y poco a poco va tomando la onda que le hizo campeón la pasada temporada. Va adquiriendo velocidad, afianzando una seguridad que por momentos pareció perder y se le ve con mucha confianza y muy buen fondo físico. No en vano jugó cinco partidos de los que ganó tres. La única mancha en su expediente del sábado fue la derrota que sufrió, con Miguel de compañero, ante la pareja formada por Andrés y Ricardo. El buen hacer de Andrés y una excesiva confianza le arrebataron una victoria que le hubiera dado cierto margen en su recién conseguido segundo puesto de la clasificación, en detrimento de Roberto, que quizá fue a faltar el día menos indicado. Pero bueno, este error no empaña en exceso una actuación que, en líneas generales fue bastante buena, y que quizá presagia una remontada buscando asegurarse una plaza en el podium de mayo. A buen seguro que al menos lo va a intentar.

Quien lo intentó también, como siempre con la combatividad como bandera fue Juan Carlos pero solo se fue con una victoria en el bolsillo, a pesar de ser el día que más partidos jugó. Sin estar mal, no mostró la brillantez de otras semanas aunque en su defensa hay que decir que tampoco estuvo bien asistido por sus delanteros en sus dos primeros partidos. Luego se desquitó en el choque que, con Chema como compañero, le enfrentó a Pozu y a Luis Gismero. Sea como fuere cada choque en el que participa es todo un decálogo de raza, de fondo físico y de tenacidad, absolutamente envidiables, aunque como pudo comprobar, no son éstas virtudes determinantes si no estás bien asistido por tu pareja en la cancha.

Y en estas tareas se está empleando bien un Chema que parece que quiere volver por sus mejores momentos del pasado año. Sigue puntuando, sacando más victorias que derrotas, y aferrado al quinteto de cabeza. Pero lo mejor es que, a pesar del borrón de la jornada anterior, sigue en franca mejoría. Asiste bien a sus zagueros, va ganando en seguridad y hace una lectura muy inteligente de los partidos.

 

 

El pasado sábado se atrevió Chema incluso a jugar en la zaga con Gismero guardándole la delantera y hay que decir que estuvo por momentos muy acertado y muy seguro, no en vano le acabó ganando el choque a un Pozu que no atraviesa su mejor momento, al menos su mejor momento de resultados. Porque luego su juego no muestra un excesivo deterioro. Sigue siendo paciente, seguro, llevando y llevando, y desesperando por momentos al contrario, pero la lesión que sufrió la temporada pasada no acaba de curarse del todo, su movilidad no es la que en otros años tuvo y eso lo acaba pagando. Pero ganas no le faltan y afronta cada partido con un optimismo que renueva cada semana, como si esperase que ese bache físico y de juego, el día menos pensado se marchara para siempre. Un Pozu al que hay que darle todo el valor que se merece, porque otros en su lugar ya habrían abandonado y el sigue luchando por ocupar un lugar que, de no ser por las lesiones, posiblemente seguiría teniendo.

Y un lugar privilegiado, entre el primer y el segundo puesto seguro ocuparía Andrés si jugase la misma media de partidos que juegan los de la zona alta de la tabla. Todo un dechado de movilidad, de casta y de potencia en el golpe. Posiblemente de los jugadores que más han evolucionado en los últimos años y junto con Roberto, probablemente el mejor cañonero de la liga. Volvió a jugar el sábado y mostró esa especie de rémora que tienen los grandes de nuestra liga (a excepción de Paco, claro) de tenerlo todo para ganar todo, y al final dejarse puntos por el camino. El pasado sábado jugó dos partidos y ganó curiosamente el a priori más complicado con Ricardo en la delantera. Un Ricardo que suma y sigue, y que también ha mostrado una positiva evolución, más en cuanto a resultados que en cuanto a juego, que también pero algo menos. Sea como fuere algo ha debido cambiar para que, con las mismas ganas y con la misma pasión, haya conseguido en 12 jornadas tres veces más que lo que consiguió el pasado año en una temporada entera. A veces un partido se decanta por pequeños detalles, y quizá esa delgadez que no tenía el pasado año puede tener algo que ver. Su actuación del sábado fue un calco de otras tantas ocasiones. Llega, calienta, gana un partido y se va. Y es curioso porque hay otro jugador que tampoco juega mucho más, y que le pone incluso más pasión, y sobre todo más nervio y mas combatividad, que es Ramón Angel, pero no consigue los mismos resultados. Volvió a honrarnos con su asistencia esta jornada y es algo que se agradece, porque es un apasionado del deporte y porque lo vive y lo siente de una forma sobresaliente. Pero al final no tiene el premio que ese nervio y esa pasión merecen. Volvió a perder, acompañado de Pozu en la zaga, y volvió a experimentar el hecho de ponerse por delante en el marcador durante gran parte del encuentro y al final no rematar la faena. No estuvo mal y no falló en exceso, pero se le notó un tanto ansioso intentando encontrar ese golpe que realiza de forma magistral, que no es otro que bajar la bola de revés y ponerla dos dedos por encima de la chapa. Imparable cuando le sale, pero el sábado no le salió las veces que lo hubiera necesitado.

Igual de imparable cuando le salen los golpes resulta Luis Gismero, pero al igual que Ramón Ángel, no siempre puede abrir ese tarro de las esencias que tanto nos hizo disfrutar el pasado año. Un Gismero que sigue con su gris deambular por esta liga, intentando, como hemos dicho en numerosas ocasiones, encontrar al jugador que fue el año pasado. Intentando encadenar buenas actuaciones pero no consigue una regularidad que le lleve arriba. De todas formas... Señores, no vamos a negarlo, cuando le salen esas dobles paredes se abre el cielo. Y tampoco se explica que haya perdido tantos partidos porque su labor defensiva en la delantera es formidable. Cuesta mucho hacerle un punto, porque tiene una movilidad y una rapidez muy notables, pero le lastra mucho tanto error incomprensible. Aún así también hay que destacar de él esa moral y ese sentido de equipo que le hace estar animando en todo momento a su compañero.

Destacar su partido acompañando a Chema en la zaga. Un choque donde enseñó y dejó bien claras todas esas virtudes que acabamos de comentar. Unas virtudes de las que Luis debería tomar buena nota. Un Luis que no es el de otros tiempos y ya lo tiene asumido. ¿Cuándo hemos visto a Luis en negativos?. Como dijimos en alguna ocasión, con los buenos siempre hay que contar, pero parece que esta máxima cada vez es más difícilmente aplicable a Luis. Ya no bastan su acierto, su casta o su obsesión por ganar. Su parcela de actuación es cada vez más reducida, porque cada vez se mueve menos debido a ese peso que durante este año ha cogido y que parece remiso a perder. Parece que comer le gusta más que ganar, y es una pena, porque ha sido un jugador muy grande. Volvió a irse de vacío, una vez más, y aunque no se mostró fallón, tampoco se mostró decisivo, que era la virtud que le definía. Esperemos que vuelva algún día por sus fueros porque será bueno para él y para la liga.

Y alguien es que bueno para la liga, aunque no por los mismos motivos es Melendi, que también volvió a dejarse ver por el frontón. Se agradece siempre la asistencia de este jugador, que en lo deportivo está mostrando una evolución patente, muy asentado en la zaga, muy seguro y muy inteligente y descarado, pero que fuera de la cancha es todo un crack. Aporta ese buen rollo, ese humor, esa alegre vitalidad, y esa deliciosa picardía que todo colectivo precisa para su existencia. Se le echa de menos cuando no está. Y el sábado estuvo como siempre, de diez fuera, y dentro... de nueve y medio. Le ganó la partida a todo un Andrés en el encuentro que puntuó y estuvo muy sobrio y muy seguro en su segundo partido de los dos que jugó, pero en éste último estuvo muy mal asistido por Miguel en la delantera. Un Miguel que sigue en sus trece de combinar actuaciones decorosas y ciertas exquisiteces con... Cagadas y más cagadas. Así es imposible plantearse cualquier asalto al trío de cabeza. Y cada vez le queda menos tiempo para mejorar.

Así transcurrió la jornada en lo deportivo y en lo extra-deportivo volvimos a recibir la visita del presidente del Club, nuestro querido Fausto, que sigue interesándose por esta liga y que sigue dando muestras de su amable apoyo a este grupo. Nos está acostumbrando mal porque sus visitas se agradecen en tanto en cuanto generan buen rollo y una simpática armonía. Resulta agradable verle merodeando el frontón y departir con los que allí se encuentran y la verdad es que hay que darle las gracias por esa preocupación y ese apoyo, y porque además siempre viene con un algún tipo de obsequio o de aporte que refrenda ese apoyo. La jornada anterior fueron unas bolas nuevas que están dando un resultado excelente. Las nuevas Oxone X3, de bote color rojo oscuro, y que todavía nos duran, y este sábado fue un pack de botes de agua que se agradecieron porque a medida que avanzaba la mañana la temperatura iba siendo mayor y la necesidad de hidratarse también. Gracias de verdad al presidente por ese apoyo, y esperemos que esa lesión en el pie que le está trayendo por la calle de la amargura y que no le deja jugar, se cure pronto y le volvamos a ver en la cancha ayudando a Interclub a lograr el ascenso. En cualquier caso, se le invitó a jugar en nuestra liga y ser un miembro más en lo que va mejorando, para ir soltándose y adquiriendo tono, y, aunque declinó la oferta, no pareció echarla del todo en el cubo de los despropósitos... Quién sabe si al final podemos ver a Fausto laureando esta liga... ¿Os imagináis un partido con Andrés, Roberto, Paco y Fausto? Sería un lujo del que nuestra liga podría presumir, impensable hace no demasiado. Apreciado Presidente, piénsatelo. Hasta mayo tienes tiempo... Y sea como fuere, Gracias por tus constantes muestras de apoyo a esta liga y al grupo que la formamos.

 

 

 

 

Y ya para acabar este tramo extra-deportivo, y desde esta humilde tribuna, mandar de parte de todo el colectivo que formamos esta liga, toda la fuerza y la energía a nuestro compañero del Club de Frontón, Telmo, que se tiene que enfrentar a una situación tan dura como inesperada. Desde aquí te enviamos todo nuestro apoyo y aliento y estamos seguros de que vas a vencer a la adversidad con el mismo espíritu con el que sales victorioso de la cancha en muchas ocasiones. Ánimo Telmo!!!

 

En fin, una jornada muy agradable, de buen frontón, buenos puntos, buen rollo, y todo lo que se le puede pedir a una mañana estupenda de raqueta y pared, que al final dejó estos resultados:

Manolo/Miguel:35—J.Carlos/Gismero:15 ***Manolo/Paco:35—JuanC./Luis:11

J.Carlos/Chema:35—Pozu/Gismero:13 *** Paco/Miguel:35—Manolo/Luis:22

Chema/Gismerro:35—Pozu/R.Ángel:30*** Andrés/Ricardo:35: – Manolo/Miguel:25

Melendi/Paco:35 – Andrés/Chema:28 *** Manolo/Paco:35 – Melendi/Miguel:23

 

Unos resultados que perfilan la tabla de la siguiente manera:

 

Posición

 

Jugador

Partidos Jugados

Partidos Ganados (Puntos)

Partidos Perdidos

Tantos a favor

Tantos en contra

Diferencia tantos a favor y en contra

1

Paco

32

24

8

1075

785

+290

2

Manolo

37

19

18

1086

1088

+2

3

Roberto

24

18

6

769

696

+73

4

Miguel

44

18

26

1298

1361

-63

5

Chema

33

17

16

959

1020

-61

6

Luis

23

14

9

657

658

-1

7

L.Gismero

38

13

25

1055

1225

-170

8

Luis del Mazo

14

10

4

477

393

+84

9

Melendi

23

9

14

693

730

-37

10

Pozu

22

8

14

544

657

-113

11

Juan Carlos

12

7

5

360

293

+67

12

Ricardo

11

6

5

326

328

-2

13

David Parrón

22

6

16

632

712

-80

14

Fran. Navajo

7

4

3

218

203

+15

15

Ramón Ángel

7

3

4

210

202

+8

16

Andrés

4

2

2

126

125

-1

17

David

1

1

0

35

20

+15

18

David Jiménez

6

1

5

184

193

-9

 

La próxima jornada, si el tiempo lo permite, se disputará el próximo sábado 15 de marzo. En el terreno económico, están las cuentas saneadas, nadie debe nada, aunque tampoco hay hucha, porque se gastó en un bote que compró Luis y que aún sigue cerrado porque las bolas que nos dio Fausto hace dos semanas siguen valiendo perfectamente. No han perdido dureza, ni rapidez y parece que pueden ser la alternativa a las Oxone de bote verde, o a las preolímpicas de Félix. Con lo cual tenemos tres botes. Uno, abierto y todavía operativo que tiene Miguel y otros dos nuevos y cerrados que tienen, uno Luis y otro Manolo.

Señores, cuídense, sean felices y nos vemos el próximo sábado.

 

Un saludo. M.A.

CLUB FRONTENIS MÓSTOLES